Certificaciones de edificios sustentables en México: Parte 2

En el post anterior Certificaciones de edificios sustentables en México: Parte 1, hablamos sobre la certificación WELL, EDGE, SITES, TRUE Zero Waste y Parksmart. En esta ocasión, hablaremos sobre el estándar Living Building Challenge, creado por el International Living Future Institute (ILFI).

Living Building Challenge se cree que es el estándar de edificios sustentables más riguroso. Sin duda es más retador que LEED y posiblemente sea el motivo por el cual en México aún no hay ningún proyecto certificado. Sin embargo, vale la pena revisar los diferentes caminos de certificación que propone ILFI.

LIVING BUILDING CERTIFICATION

objetivo de sustentabilidad

Living Building Certification (LBC), es todo un reto. Se puede decir que es para proyectos que buscan lograr el más alto nivel en términos de sustentabilidad. Consiste en implementar estrategias en 7 diferentes categorías: ubicación, agua, energía, salud y felicidad; equidad y belleza; y materiales. LBC aplica para casi todo tipo de proyectos incluyendo vivienda, comercios, escuelas y hospitales.

Si LBC resulta muy complejo, es posible optar por cualquiera de las siguientes certificaciones.

PETAL CERTIFICATION

ahorro agua

Petal Certification fue creada para proyectos que buscan enfocar los esfuerzos en una problemática en específico; por ejemplo, energía o agua.

CORE GREEN BUILDING CERTIFICATION

arquitectura sustentable

Para lograr Core Green Building Certification, se deberán satisfacer 10 requerimientos. Para un edificio nuevo, esto implicaría lograr una reducción de consumo energético del 70% y 50% en consumo de agua. Además, se deberá hacer uso de materiales con etiqueta Declare, lograr desviar al menos el 80% de los residuos de construcción, entre otros.

ZERO ENERGY CERTIFICATION

Zero energy

Zero Energy Certification consiste en lograr suministrar el 100% de la energía que consume el edificio mediante energía renovable en sitio.

ZERO CARBON CERTIFICATION

Bonos de carbono

Para lograr Zero Carbon Certification, el ahorro energético del edificio deberá ser de al menos 25% y el 100% de la energía requerida para la operación del edificio deberá ser suministrada por medio de energía renovable. Además, se deberá lograr una reducción del 10% de energía incorporada en los materiales, así como compensar su impacto ambiental por medio de bonos de carbono.